Los miedos de una mamá primeriza

Publicada: febrero 26, 2016

Comments

Dicen que cuando una mujer está embarazada, está en el estado de «la dulce espera», para mí como imagino para la mayoría de las mamás es el estado de «la dulce pero también larga espera».

Recuerdo cuando estaba embarazada me pasaba contando, o mejor dicho restando los días para poder conocer por fin a mi bebé. Estaba llena de emociones, millones de veces imaginaba su carita, el color de sus ojos, la forma de sus cabellos, el carácter que tendría, etc, y me emocionaba tanto que se me caían las lágrimas solo imaginando el día en que por fin la vería por primera vez y la tendría en mis brazos. Ese momento lo ansiaba tanto que parecía un sueño de cada noche, y al despertar me daba cuenta que aun estaba mi nena en mi barriguita.
Pero así como tenía este dulce sueño cada noche, también tenía un sueño un poco turbulento. Tengo que confesar que a la vez que estaba muy emocionada y desesperada porque ya llegue el día de tenerla en mis brazos, también tenía mis momentos en los que pensaba que a lo mejor no estaba preparada para ser una buena madre. De pronto me entraban tantos miedos. No sabía si iba a tener la paciencia que toda madre debe tener, no sabía si de pronto iba a saber cuidar bien a mi bebé, no sabía si iba a poder educarlo de la manera correcta, y hasta me preocupaba cómo íbamos a bañar a nuestra bebé si era tan chiquitita y tan frágil.
Yo quería ser la mamá perfecta y me dí cuenta que ese era el problema. Estaba estresándome pensando como sería de mamá. Pero aprendí que madre perfecta no existe, porque por muchos libros que leas, por muchos cursos a los que asistas, por muchas preguntas que hagas a familiares y amigos, por muchos videos que veas, etc, nunca vas a saber al 100% como cuidar, criar y educar a un hijo. La labor de madre se inicia desde que tienes a tu bebé en los brazos pero nunca acaba y en este largo camino de la maternidad es donde vamos aprendiendo poco a poco, y cometeremos errores, claro que si, cometeremos muchos errores, pero es así como iremos aprendiendo, bien dicen que la práctica hace al maestro y este dicho no excluye a la maternidad. Así que mamitas que están en «la dulce y larga espera», relájense que al final todo es más sencillo de lo que parece. Disfruten la etapa del embarazo al máximo, cuidándose y cuiden al bebé, Y cuando tengas a tu bebé escucha a todos los que te den consejos pero al final sigue ese instinto que toda madre tiene para saber qué es lo mejor para tu bebé. Así tú te sentirás más segura de lo que estás haciendo y eso lo transmitirás a tu bebé. Y por supuesto él crecerá feliz, seguro y con mucho mucho amor.

Artículos relacionados

10 COSAS QUE NECESITAMOS HACER CUANDO SOMOS NUEVAS MAMÁS

10 COSAS QUE NECESITAMOS HACER CUANDO SOMOS NUEVAS MAMÁS

Estos meses de descanso de las redes me ha servido para poner en balance mi vida personal y familiar. Necesitaba esta desconexión para reorganizarme ya que la llegada de mi segundo bebé ameritaba cambios. Bueno cuando fuí mamá primeriza también realicé cambios ya que...

LO QUE APRENDÍ DE BABY NRO. 2

LO QUE APRENDÍ DE BABY NRO. 2

Hoy Spencer cumple un mes de tenerlo en nuestros brazos y puedo decir que me ha enseñado mucho desde su llegada: 1.- Que no importa cuántos hijos tenga, a todos los amaré por igual con ese amor infinito de madre. 2.- QUE HAY UNA FUERZA PODEROSA EN MÍ.- Ser mamá de una...

0 Comentarios

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias, regalos y recursos gratis para tí

Suscríbete a mi boletín